La serpiente y el caracol

Home / Humans / La serpiente y el caracol
Muchas veces me pasan cosas que si no hubiera sido yo misma la que las vivió no las creería!

Una de ellas pasó una noche en la playa Macardi cerca de Dar es Salaam, Tanzania. Para empezar encontré el caracol de tierra más grande que vi en mi vida, de hecho que se llama caracol gigante africano.

Lo encontré al lado de una carpa de una pareja de amigos que estaba viajando en el grupo. Lo tomé en mis manos y fui a mostrárselo a mis compañeros de viaje. Éramos un grupo de unas 25 personas viajando por África en un gran camión transformado en autobús de la compañía Oasis.

Este viaje empezó en noviembre 2012 y duró tres meses. Cuando fui a dejar el caracol donde lo encontré, escuche a la chica que estaba adentro de su carpa diciendo…hay una serpiente aquí adentro!

Hay dos cosas que se me vinieron a la cabeza en ese momento: hay muchas especies venenosas en este lugar y yo no sé distinguirlas y la segunda fue que por regla general, los africanos odian a las serpientes y las matan en cuanto las ven.

Mi decisión fue inmediata, tenía que hacer que mi amiga saliera de la carpa, sacar la serpiente y evitar que los guardias del camping vinieran a matarla. Estaba con otra amiga muy amante de los animales también que además de estos objetivos no quería que la serpiente se estresara!

Buscamos un balde, un palo y de a poco la empujamos hacia adentro. Todo esto mientras tratábamos de iluminar la zona con una linterna y yo gritaba a otros compañeros que se habían acercado que no llamaran a los guardias y a mi amiga que se dejara de preocupar, que la serpiente podía aguantar un poco de estrés!

Todo terminó bien, la liberamos lejos del camping, le sacamos unas fotos para tratar de identificarla y los guardias no intervinieron. Por supuesto esta anécdota quedó en la historia del viaje!

Unas semanas después visitando otro lugar y hablando con especialistas en reptiles que vieron la foto, me confirmaron mi sospecha, esa la serpiente marrón de las casas, una especie inofensiva.

Author: Helena Arroyo

Amelie Delobel

Leave a Comment

POST COMMENT Back to Top

Recent Posts
Contact Us

Send us an email and we'll get back to you as soon as possible. Thanks!