Abejas

Home / Humans / Abejas
Ayer (14 de septiembre, 2013) tomé un curso de Apicultura en el Jardín Botánico de Montreal donde trabajo. Siempre me pareció un tema interesantísimo. El profesor, un apicultor ya jubilado, tiene mucha experiencia y nos contó muchas anécdotas graciosas, como la de la colmena que se estaba poniendo agresiva…

Las abejas empezaron a picar a la gente de la casa y nadie entendía por qué, resulta que un zorrino que estaba siempre en el lugar y que se comía la comida del gato, se había acostumbrado también a rascar la colmena y cuando las abejas salían se las comía!

La solución fue trasladar la colmena a varios kilómetros de distancia.

Nos contó sobre la complicada estructura social de estos insectos, y la complicada vida de los apicultores!

Hay gente muy alérgica a la picadura de abeja o de avispa, yo por suerte no lo soy, como pude comprobar en el 2004, cuando estaba trabajando de voluntaria en una granja de Noto, en Sicilia, Italia.

Mi trabajo era limpiar los limoneros de las enredaderas que los cubrían. Vi llegar el apicultor y fui rápido a ver que estaba haciendo, era mi primera vez viendo trabajar a uno!

Me empezó a mostrar los cuadros con las abejas, pero los dos pequeños problemas fueron que yo estaba vestida con una remerita solamente, y las abejas no apreciaron mi intrusión.

Me picaron tres, una en la cara, una en la mano y una en el pie. Si, duele mucho, pero me sirvió para saber que no soy alérgica! El apicultor me llevó a su vehiculo y me prestó una camisa de mangas largas y una mascara que cubría la cabeza y el cuello.

Así pude volver a ver sus colmenas. Una abeja había quedado atrapada adentro de la máscara, pero preferí quedarme tranquila esperando que no me picara, bastante complicado era sacar y poner todo de vuelta! Por suerte no me picó!

El señor me mostró los diferentes cuadros, la reina, y los ácaros parásitos. Las abejas también tienen enfermedades y problemas!

En el Insectarium de Montreal y por muchos años, había una colmena en la que las abejas podían salir al exterior por un hueco en la pared y desde adentro podíamos verlas trabajar. La reina tenia una marca de pintura así que podíamos identificarla fácilmente. Ellas ponen un huevo por minuto por años! Hasta podíamos ver la famosa danza de las abejas en donde una obrera indica a las otras donde están las fuentes de néctar.

Otra vez visité un gran negocio de venta de miel llamado Intermiel en la región de Mirabel, cerca de Montreal. Allí nos explicaban todo el proceso y al exterior tenían una granja llena de animales. El día que fui conocí a sus dos trabajadores mexicanos, que fueron tan amables de presentarme todos sus animales, chanchos vietnamitas, llamas y más!

Un día me gustaría tomar un curso práctico de apicultura y tal vez hasta tener mis colmenas en algún lado! Aquí en Québec, a causa de los inviernos tan duros, se debe recubrir las colmenas con material aislante y dejarles una buena provisión de miel y agua azucarada para que resistan. De todas formas las perdidas son del 30% cada vez.

Hay un gran problema de disminución de insectos polinizadores a nivel mundial, en gran parte debido al uno de pesticidas, de este tema se habla mucho y es una de las razones por las que el gobierno alienta la apicultura.

En los últimos años se ha desarrollado la apicultura urbana, se puede hacer en las ciudades respetando ciertos criterios…en mi balcón no seria posible por ejemplo…que lástima, serian buena compañía para Hogan!

Author: Helena Arroyo

Amelie Delobel

Leave a Comment

POST COMMENT Back to Top

Recent Posts
Contact Us

Send us an email and we'll get back to you as soon as possible. Thanks!