El murciélago enfermo

Home / Humans / El murciélago enfermo
Una vez hice algo que podría haber tenido consecuencias mortales. En la entrada del garaje del edificio en el que viví desde los 14 hasta los 24 años, en Alta Córdoba, encontré un murciélago escondido entre unos escalones. Lo primero que pensé es que si alguien lo veía lo iban a matar. Así que lo agarre de la cola y subí los tres pisos hasta la terraza del edificio.

El problema era que el murciélago no estaba muy de acuerdo con migo y se retorcía para morderme. Yo trataba de sacudirlo para evitar que su cabeza se acercara a mi mano. Llegue a la terraza, lo puse en el suelo, le saque unas fotos y como no podía volar, lo escondí en donde estaba el tanque de agua con la esperanza que llegada lo noche se fuera. Lo que me di cuenta con los años es que un murciélago que no vuela, y que esta a plena vista de día esta muy enfermo.

Estos animales transmiten la rabia, una enfermedad mortal, que a menos que se reciban las vacunas en las primeras horas de la mordida, no hay forma de pararla. Por suerte no me mordió, y yo nunca más agarraría un murciélago enfermo sin unos buenos guantes de cuero!

Author: Helena Arroyo

Amelie Delobel

Leave a Comment

POST COMMENT Back to Top

Recent Posts
Contact Us

Send us an email and we'll get back to you as soon as possible. Thanks!