Mis amigas de infancia y juventud

Home / Humans / Mis amigas de infancia y juventud
A pesar de haber sido hija única, siempre tuve la suerte de tener muy buenas amigas, y eso todo a lo largo de mi vida.

Mis amigas de infancia más cercanas fueron Eugenia, la hija de la mejor amiga de mi mamá, Alicia, la vecina de mi abuela Valeria, y Rihab, mi compañera de escuela. Y ya en la secundaria, Laura y Cinthia.

Con todas ellas compartimos innumerables momentos de amistad y por supuesto anécdotas con animales o demás temas naturales.

Con Eugenia compartimos aventuras en el criadero de perros en donde trabajaba su familia y el amor de Doc, nuestro perro ovejero alemán. Además de excursiones a los ríos de Alta Gracia, a canales donde nos bañábamos con las ranas y sapos y a veces ratas!

Ella tuvo el rol de hermana mayor, y me ayudo a superar mis miedos a la oscuridad, a los insectos y hasta a los perros, además de enseñarme a andar en bicicleta y a nadar.

Con Alicia jugábamos en el pequeño patio de mi abuela, rodeada de plantas o buceábamos en su pileta de plástico en las tardes calientes de Córdoba.

Ella tenia mucha paciencia y me dejaba organizar juegos en donde yo era la maestra y la hacia memorizar las familias de los animales. Pero también jugábamos a la veterinaria, a hacer perfumes con flores y a miles de cosas más. Yo adoraba su perra cocker Buba, a la que siempre paseábamos.

Con Rihab compartíamos el amor hacia las tortugas. Teníamos varias y a veces las llevábamos a la escuela y hasta nos las intercambiábamos por unos días, como así también intercambiábamos muñecas. Yo tenía una gran colección de tortugas de juguete y hasta hacíamos juntas revistas y dibujos sobre estos animales que nos fascinaban tanto.

Una vez me regalo una gatita, Melissa, que no pude tener mucho tiempo ya que mi mamá era muy alérgica. La tuve que llevar a casa de Eugenia, pero desapareció a los pocos meses para mi gran pena. Tal vez Rihab recuerde cuando yo quería formar un grupo de ecología que se llamaba Fronteras de la ciencia.

En esa época éramos todas fanáticas de V, Invasión extraterrestre y ese era el nombre de uno de los laboratorios en las series. También jugábamos a esto. Yo quería ser la bióloga July, pero no siempre me tocaba a mí. Nuestra escuela, Santa Teresa de Jesús, tenía un gran patio que daba a un convento, así que teníamos muchos lugares donde escondernos.

Ya en la secundaria compartí muchos momentos con Laura y Cintha. A veces teníamos salidas educativas con la escuela. Con ellos visité por primera vez el Cerro Colorado para ver las pictografías pintadas en las cuevas. Como era un programa especializado en química, también visitamos fábricas de productos alimenticios. Firme en mis objetivos, en esas épocas hice una pequeña revista llamada ADN, Asociación de defensa de la Naturaleza…siempre buscando títulos impactantes…

Laura y su mamá, que era profesora, me invitaron también por primera vez a visitar Mar Chiquita, para ver las aves. Estos dos lugares resultaron mis preferidos en Córdoba y he vuelto muchas veces, aunque nunca olvidé las primeras visitas.

Laura estudió medicina y una vez me invito a participar a una clase de anatomía, donde vi por primera y única vez como estudiaban un cadáver. Para ella era ya normal, pero para mi fue toda una experiencia. El olor a formol era tan fuerte que debía salir de a ratos a tomar aire.

Con Cinthia compartíamos el amor hacia los conejos, yo tenía a Fifí, y ella una conejita blanca, Plaxy.

Pasé tanto tiempo jugando con todas ellas, conociendo sus familias, sus animales, hablando de chicos, y luego, ya adolescentes descubrimos las salidas a bailar, y las primeras fiestas.

Tengo la suerte de seguir considerándome amiga de todas ellas, a pesar de las distancias, y del tiempo…la verdadera amistad sigue. Todas se han convertido en hermosas mujeres, llenas de vida y de proyectos.

Quiero decirles gracias por la paciencia que me han tenido, por todo lo que me han enseñado y por ayudarme en cierta forma a ser la persona que soy hoy…y más que nada, por nunca haberme hecho sentir la falta de hermanos…las tenia a ustedes!

Author: Helena Arroyo

Amelie Delobel

Leave a Comment

POST COMMENT Back to Top

Recent Posts
Contact Us

Send us an email and we'll get back to you as soon as possible. Thanks!