Italia (parte 3 de 5)

Accueil / Humains / Italia (parte 3 de 5)

Luego partí a Sicilia, la tierra de mis nonos a visitar a la familia de mi nona en un pueblito en las montañas llamado Capizzi, del que tanto oí hablar toda mi vida. En el camino paré en Florencia, Roma, la costa de Amalfi, Sorrento, Nápoles.

Llegué a Capizzi de noche así que recién a la mañana siguiente vi desde mi ventana el volcán Etna impresionante a la distancia.

Me encontré por primera vez con esta gran familia, tíos, primos, y mi otra Nonna, la única hermana viva de mi querida abuela. Fue como de película, gran parte de los habitantes del pueblo eran mis parientes!

Y había algunos que se parecían físicamente a mi…fue encontrar una gran parte de mis raíces. Todos fueron tan amables conmigo, hubo tantos almuerzos, cenas, fiestas.

Además era tiempo de pascuas, así que hubo muchas procesiones y visitas a la iglesia. Yo era presentada como la “cugina americana”, la prima de América.

Algunos parientes lejanos me invitaban a sus casas a ver fotos de toda la familia, de varias generaciones: casamientos, bautizos y más. Todos recordaban a la Nona, que pena que no puede contarle que finalmente estaba en la tierra de su infancia.

Sentí que me aceptaron como soy, a pesar que a ellos les parecía raro que viajara sola, que quisiera trabajar en las granjas y que me fuera a caminar por el pueblo sola.

También fuimos a visitar la granja que tenían en otro pueblo, donde criaban cabras y ovejas para producir queso pecorino, una especialidad siciliana. Por suerte mi curso de italiano me sirvió mucho, ya que podíamos comunicarnos sin problemas, solo cuando hablaban su dialecto siciliano y quedaba afuera de las conversaciones.

Pude presenciar varias muestras del carácter siciliano y entender un poco más a mis abuelos y aspectos de mi propia personalidad.

Italia

Autor: Helena Aroyo

 

Amelie Delobel

Laisser un commentaire

ENVOYER MON COMMENTAIRE Monter

Recent Posts
Contact Us

Send us an email and we'll get back to you as soon as possible. Thanks!